website www.vinylcuttingmachineguide.com

Fashion Roadkill

FOTOS

TEXTO

¿Cómo es presentar una colección de moda en tiempos de pandemia? Natalia Hernández Saavedra estudia en la Academia de Bellas Artes de Amberes y tuvo que reinventarse ante un fin de curso insólito. De todo esto surge la colaboración con la artista 3D Murak. Entre el seres llamados Murakitas y lo real, hablamos con ella sobre los dolores y restricciones que nos imponemos para ir a la moda, la elección de sus tejidos y la música que la acompaña en este “fashion roadkill”.

¿De qué trata esta colección?
Mi colección de mi 2BA la nombré “fashion roadkill” por la acción de un fashion roadkill, que en diccionario significa caerse en una pasarela. Mi idea de esta colección surgió a partir de un libro llamado “fashion victims” donde expone cómo todos somos unas víctimas de la moda y nos sometemos a dolores, peligros o restricciones con la ropa o moda que usamos. Se me hizo muy chistoso e irónico hablar de la banalidad de la moda a través de los riesgos que nos causan. Desde usar unos tacones muy altos que no te quedan bien es algo que estás determinado a usar en ocasiones para pertenecer a un dress code o para estar considerado a la “moda”. Todo esto se me hace muy chistoso y siendo yo también una víctima se me hizo divertido hablar de ello y exponerlo en mi colección.

¿Cómo surge la colaboración con Murakita?
Este curso escolar ante un fin de curso insólito bajo una pandemia, tuvimos que hacer la presentación de la colección final de una forma diferente y creativa. Fue entonces cuando decidí recurrir a mi amiga Murak para que me ayudara a convertir mi colección a 3D. Ella tiene un proyecto que llevo siguiendo desde hace mucho tiempo y me gusta mucho; Ella las llama Murakitas a los personajes que crea en sus videojuegos o en páginas web.

Para mí era importante tener una colaboración con alguien de mi círculo de amigos en México y como experimento para ver cómo sería mi colección bajo el mundo de Murakitas.

Es difícil distinguir en el lookbook qué es 3D y qué es real, ¿todas las prendas están hechas?
En realidad decidí hacer contraste entre las imágenes de 3D y las fotografías que tomé en una pantalla verde casera para resaltar el trabajo de ambas. En los 3D podemos ver cómo las figuras están sobre una pasarela en un espacio más urbano y en mis fotos se ve un espacio más colorido.

En mis fotos creé un universo super editado en photoshop en el que puede dar una impresión más fantasiosa de las imágenes, es por ello quizá no es muy claro si son prendas reales o no, más todas son reales y hechas por mí.

Una de las restricciones que tuvimos este año fue no poder contar con ayuda externa y profesional (modelos, fotógrafos, etc). Incluso al final del encierro no pudimos ver a mucha gente, así que decidí contar con la ayuda de dos amigos con quienes me mantuve en contacto durante el encierro y con ello pude tomar las fotos finales.

Para más info: @natosaave & @mur4kyt

¿De donde son las telas?
En mi colección usé muchos materiales que conseguí en las calles del centro de México, plásticos y vyniles. Materiales que te hacen sudar o que en general no son muy cómodos de usar. Inspiración en prendas más antiguas que también implican muchas restricciones o son dañinas como las crinolinas, o corsets que hice en plástico de manteles de cocina que conseguí en unos mercados y que luego imprimí el mismo print en otros materiales más suaves como la lycra. Compré por ejemplo una piel falsa que en realidad es totalmente plástica, que encontré en un lugar de materiales de mochilas y lonas en el centro, e hice unos pantalones con spikes largos con ella.

Otro elemento que repetí mucho en mi colección fue la idea de tener cosas apretadas y que te dejen marcas en la piel, por eso hice mucho uso de ojillos que amarré para apretar más la prenda al cuerpo. También tuve como referencias elementos de prendas BDSM que impiden la movilidad del cuerpo, usé el látex por ejemplo o cortes y amarres que saqué de estas inspiraciones. Mis looks tienen una máscara de látex maquillada que alude a las toallitas de maquillaje, cómo quedan marcadas al limpiarte la cara y quitarte el maquillaje. Con eso también quise exponer las cosas que nos hacemos a la cara o el cuerpo para estar a la moda, entre ello también están los tatuajes, que fueron inspiración para unos prints que hice.

¿Qué planeas hacer con esta colección?
Por lo pronto mi colección está en Amberes, la tendré ahí y veré si la presto a algún stylist de allá para futuros editoriales.

Si no hubiera existido la pandemia, ¿cómo la hubieras presentado?
En la escuela a final de cada año hacemos un show bastante grande donde todos los alumnos presentan su colección. Normalmente son dos días de show donde asisten varios medios e incluso cada año hay un jurado con distintas personalidades de la industria, ya sean diseñadores, editores de revistas, etc. En cada uno de los días del show hay como 300 personas (más el backstage), evidentemente esto fue imposible este año, pero sin la pandemia probablemente lo hubiera presentado ahí.

¿Cuál sería el soundtrack de la colección?
Es chistoso porque mientras hacía la colección escuchaba música y mucha me hacía sentido con la colección. El mood del soundtrack seria como de pasarela en los 90s, algo oscuro pero también muy banal o superficial. Por recordar alguna de las canciones o artistas que resonaban cuando hacía la colección es Woozy de Faithless.